El retiro de Justin Bieber era sólo una broma