El género achica la brecha digital en la Web. El tango navega por la banda ancha