Rock. El tifón latino arrasa Estados Unidos