Eliades Ochoa: llega el Johnny Cash cubano

El miembro de Buena Vista Social Club habla antes de presentarse en el Teatro Coliseo
(0)
14 de septiembre de 2012  • 15:51

El Johnny Cash cubano, Eliades Ochoa, se estremece cuando se entera de que el mismo día de esta nota que se cumplían nueve años de la muerte del padrino del gangsta rap, el amo de los calabozos, el cantautor estadounidense que demostró que el country era tan rebelde como el rock and roll. "Ay, carajo", se apena el legendario artífice al conocer el dato. No obstante, si bien sabía del apodo que le plancharon, nunca entendió bien por qué se lo pusieron. "No sé si será por mi sombrero, porque tocamos guitarra los dos, o porque somos bohemios", intenta descifrar el guajiro que alcanzó la inmortalidad con Buena Vista Social Club y que puso a bailar a los hipsters en la última edición del festival barcelonés San Miguel Primavera Sound, justo antes de que The Cure rompiera todo con sus tres horas de show, con AfroCubsim, el súper laboratorio sonoro compuesto por exponentes cubanos y malienses, y cuyo liderazgo comparte con la estrella de la kora, Toumani Diabaté. Su impacto ha sido tan fulminante que tras la salida en 2010 de su disco debut, titulado igual que el grupo, National Geographic lo consideró el mejor álbum de músicas del mundo de la temporada. "La gente sentía mucho deseo de conocer lo que hicimos. Cuando oyeron aquella mezcla de canciones africanas con sones cubanos, quedaron alucinados", asegura el santiaguero que esta noche, en el Teatro Coliseo, regresará a los escenarios porteños con El Cuarteto Patria. "Esta experiencia fue una escuela. Ellos aprendiendo y adaptándose a nuestra tradición, y nosotros a la de ellos".

¿Cómo surgió AfroCubism?

Era una deuda que había desde hace muchos años. Se remonta a la época de Buena Vista Social Club, pero quedó en el aire. Un buen día, en el lobby de un hotel en Ámsterdam, me tropecé nuevamente con Toumani Diabaté. Él andaba de gira con su grupo y yo con el mío. Cuando lo vi, estaba con la kora, un instrumento típico de África. Así que saqué la guitarra, y empezamos a tocar juntos. Se acercó tanta gente que parecía un concierto. Eso llegó a oídos de las discográficas, y resurgió la idea de hacer ese álbum en conjunto.

¿En qué quedó Buena Vista Social Club?

Mi relación con ellos es de lo mejor. Acabo de hacer AfroCubismo con Buena Vista. Siempre he sido parte del proyecto. Los cinco nombres principales siempre fuimos Compay Segundo, Rubén González, Omara Portuondo, Ibrahim Ferrer y yo, aparte de Ry Cooder. Pero sólo quedamos Omara y yo, pues el resto de mis compañeros murió.

Apenas ingresó en El Cuarteto Patria, revolucionó el concepto musical del grupo. ¿Hubo algún otro cambio en su propuesta desde entonces?

El Cuarteto Patria tiene sus líneas trazadas desde el año 78, cuando cogí la batuta. Y eso no se cambia. Trabajamos con el son, el afro, la guaracha y el bolero.

¿Cuál es el principal rasgo de la música cubana contemporánea?

En mi país existen muchas manifestaciones sonoras. Hay jóvenes que trabajan otros géneros diferentes al que yo represento. Sin embargo, la música tradicional cubana tiene mucha fuerza, y eso hay que agradecérselo a Buena Vista Social Club, por supuesto. Hoy en día todas las agrupaciones de la Isla incluyeron el "Chan Chan", "El carretero" y "Candela" en su repertorio.

Aunque la autoría del "Chan Chan" es de Compay Segundo, el que le dio personalidad a la canción, e incluso el primero en interpretarla, fue usted. ¿Por qué?

Ciertamente, fui quien popularizó y grabó por primera vez el "Chan Chan". Cuando Compay fue a Santiago de Cuba, estuvo conmigo en El Cuarteto Patria desde el año 86 hasta el 91. Ahí me dijo que tenía una cosa nueva que creía que se podía funcionar. Oí la melodía, me gustó e hice lo que hice.

¿Cómo será el show en Buenos Aires?

Es la tercera vez que vengo a la Argentina, pero la primera en la que actúo en otras ciudades del país. En Buenos Aires tocaré lo que quiera el público. Voy a cantar Son de la Loma, y si ellos quieren "Lágrimas negras", entonces la hago, al igual que "El cuarto de Tula". Esto va a ser un encuentro entre familias. Es mejor así, es más bonito. Me gusta sentirme parte de la gente, no ser un extraño. Quiero ser uno más del grupo.

A propósito, ¿cómo está Cuba en este momento?

A Cuba la veo muy bien, haciendo apertura en muchas cosas. Y lo seguirán haciendo porque hace falta. Se van viendo los cambios, y es normal. Tienen que venir, pero la cosa no puede hacerse de un día para otro.

Si bien su sombrero le acompaña desde hace muchos años, tras el auge de Buena Vista se convirtió en un rasgo distintivo. ¿Quién le dio la idea de usarlo?

En el campo cubano usamos sombreros de la misma forma que lo utilizan los argentinos. Aunque el de los tangueros es más pequeño. El de allá es el de vaquero, el normal. En el caso mío, me gusta como me queda. Y en segundo lugar, es parte de mi imagen, al igual que vestirme de negro.

Por Yumber Vera Rojas

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.