En el mundo, posible, de lo fantástico

(0)
26 de febrero de 2015  

El Festival Internacional Buenos Aires Rojo Sangre (BARS) -exclusivo para cine de terror, fantástico y bizarro- que se celebra cada año en la ciudad ha sido desde su surgimiento, en 2000, el reducto en el que se concentraba la producción de género local y la que llegaba del resto del mundo.

Hoy no es la única pantalla posible. Pablo Sapere, uno de sus programadores, cuenta con entusiasmo cómo creció la visibilidad de este tipo de películas. "De ser una actividad subterránea y casi clandestina, pasamos a ser -para bien y para mal- parte del menú habitual de la cartelera de los cines." Y explica que ese crecimiento se está dando, en parte, porque "desde lugares institucionales que siempre ignoraron al género, ahora se lo reivindica".

Se refiere al mercado de compraventa internacional Blood Window -sólo para cine fantástico latinoamericano- que se realiza en el marco de Ventana Sur, la subsección Venas Abiertas, del Festival de Mar del Plata, que está dedicada exclusivamente al género o el hecho aislado, pero no por eso menos importante, de la selección de Necrofobia, la primera película de terror 3D hecha en la Argentina, en la competencia nacional durante el último Bafici.

Además, parte de ese crecimiento se explica por las políticas de fomento. En enero pasado, el Incaa lanzó el primer concurso exclusivo para largometrajes de cine fantástico (terror, ciencia ficción y/o gore), cuya convocatoria sigue abierta. Pero para Sapere la maduración se da también en las películas independientes, cuyos realizadores siempre demostraron pasión y, ahora, un trabajo mucho más profesional. Por eso concluye: "Todo este boom nos deja claro que siempre tuvimos razón apoyando este tipo de cine, aun cuando éramos los únicos que lo hacíamos".ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.