Música Sacra. En San Isidro, un ciclo con las voces en primer plano