Energía para lo espectacular, pero efímero

Gloria César
Gloria César
(0)
24 de septiembre de 2005  

Fue misionera, anticuaria, militante en la Juventud Peronista y secretaria de Amalia Lacroze de Fortabat, su tía adorada, a la que llama mami. Gloria César, decoradora/ambientadora, una de las más destacadas e innovadoras del país, comienza a contar su vida y, a los pocos minutos, uno comprende que está frente a un torbellino. "La verdad es que no paro y, sí, estoy muy cansada. Soy una acuariana muy inquieta, pero aunque pocos lo crean, mi rasgo característico es la timidez. El pelo plateado, la ropa divertida y la carcajada son reales, pero fuera del evento soy una madre clásica e imbancable, que vivo pendiente del llamado de mis hijos, de la perra..."

Son las 11 pasadas y su hijo de 18, el que quiere ser biólogo y "descubrir la vida eterna", todavía duerme. "Es que se sentía un poco mal. Pero ahora ya tiene que arrancar el día. Es muy inteligente y además canta como los dioses. El mayor, Diego, se fue a vivir a Los Angeles. Es economista, se casó con una modelo sueca y hace cine. Me salieron los dos rebeldes, algo que no me extraña porque yo siempre fui terrible. De chica siempre pensé de manera diferente a mis amigas y de más grande, bueno... ¡Lo llegué a conocer a Perón!"

Risueña, revolviendo sus mechas plata, recuerda que el ex presidente la recibió en Olivos, y que para ella fue como ver a Dios. "Era muy joven, fui con mi bebe en brazos... A mis dos hijos los paseé por todas las manifestaciones habidas y por haber. Después corté con todo eso y empecé una vida diferente, pero siempre mantuve mis ideales. Trabajando con mi tía pude comprometerme mucho con la gente, hacer tarea social. Ella, como todos saben, es un ser naturalmente generoso. Para mí siempre fue como una madre, un ser protector, culto, maravilloso. Por eso ahora me duele tanto estar distanciada. No entraré en detalles, sólo puedo decir que fue una pavada y, bueno, la verdad es que siempre me costó bastante decir: Perdoná."

César madruga y no para en todo el día. "Tengo reuniones con clientes, visito los lugares, compro cosas, armo, desarmo. Me encanta decorar casas y oficinas, pero últimamente estoy disfrutando mucho de las fiestas. Siento que hago arte efímero. El tema de poner tanta energía para que todo sea espectacular, pero que después exista un fin, me atrae especialmente. Por suerte tengo un excelente equipo que me ayuda y entiende con sólo suspirar. De acá a fin de año ya tengo alrededor de 20 trabajos."

Adora el cine, el teatro, la ópera y salir con amigos. "En casa no recibo tanto porque me cansa el papel de anfitriona. Ya demasiado con las fiestas. Así que disfruto comiendo afuera, tomando una copa, aunque ahora me estoy cuidando muchísimo. Soy normalmente coqueta, pero siempre desde lo natural. Las cirugías desmedidas me dan pavor, aunque no descarto hacerme una refrescadita, un chic chic por acá. Pero nada para alarmarse."

César exprés

Colegas: "Respeto y admiro a Delia Tedín, Gonzalo Bruno Quijano, Laura Orcoyen. También me gusta lo que hace Isabel Firmin-Didot. Me llevo bárbaro con Juan Ricci, Javier Iturrioz... Me gusta que a la gente le vaya bien y, salvo excepciones, los aprecio a casi todos".

Silueta: "No soy obsesiva con el cuerpo, sólo que tengo un problema de falta de educación con la comida que viene desde muy chiquita. Existe en mí una tendencia natural a comer, entonces tengo que hacer lo antinatural, que es no comer".

Amores: "Tuve un par de maridos y varios amores. Ahora estoy sola, pero no descarto nada. Eso sí, jamás me engancharía con alguien mucho menor. Para mí, que tengo 56 años, alguien de 40 es un bebe. No juzgo a quien lo hace, pero me moriría de vergüenza y de complejos. Tengo mucho sentido común".

Canas: "Un día dije: ¡Basta, ya cumplí con Dios y con la Patria!, y dejé de teñirme, algo que siempre me había parecido antinatural. A causa de esto descubrí que los argentinos se espantan con las canas femeninas. Y bueno, estoy pensando en buscar un colorcito. En Amsterdam o Londres sería diferente, pero si en mi país quiero volver a tener novio, deberé cambiar el look".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.