Entre Mozart y Shakespeare

(0)
21 de marzo de 2000  

Claudio Hochman tiene por delante una agenda cargada de compromisos laborales. A poco de iniciada la temporada de "Sin vergüenzas", viajará a Lisboa para comenzar a preparar la puesta de su primera ópera, "Las bodas de Fígaro", de Mozart, que se estrenará el l5 de septiembre en la capital portuguesa. "Es mi desafío más grande", dice sin ocultar las expectativas que le despierta este proyecto.

Después vendrán dos espectáculos para el público infantil: uno con Pipo Pescador -con quien ya trabajó el año último- y otro nuevamente producido por Alejandro Romay, "El zorro", con Fernando Lúpiz en el personaje del enmascarado. Como si fuese poco, lo espera también un texto de William Shakespeare con el que dirigirá a la comedia cordobesa.

Evidentemente, trabajo no le falta. ¿Por qué dice entonces que quiere irse de la Argentina? "Es un tema complejo", comenta. Después de un breve silencio, sus pensamientos comienzan a aflorar : "Hay cosas del país que no me gustan. Socialmente me parece que hay un nivel de hipocresía muy grande. Siento que el techo artístico también es un poco limitado. Aunque quizá no me vaya porque esté bien ese techo para mi", reflexiona.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.