Famosos que eran amigos pero... terminaron odiándose

Cinco casos de amistades tan intensas que un paso en falso bastó para que el amor se transforme en odio
(0)
2 de agosto de 2014  • 00:21

Los sentimientos humanos pueden ser tan volátiles como inexplicables. Y las celebridades, como cualquier otro mortal, no están exentas de pasar del amor al odio, de sufrir por una traición y de hundirse en el resentimiento más grande. En Personajes.tv los invitamos a repasar cinco casos de amistades famosas que terminaron mal, muy mal.

Gwyneth Paltrow y Winona Ryder

Eran muy cercanas en sus años de formación, cuando ambas estudiaban arte dramático y daban sus primeros pasos en Hollywood. Es más: cuentan que eran inseparables y que no paraban de soñar con que un productor decidiera juntarlas para poder poder compartir el set. Pero la relación cayó en picada cuando Winona Ryder sintió que Gwyneth Paltrow le había arrebatado el rol de Viola De Lesseps en la oscarizada Shakespeare apasionado, de 1998. La rubia, a través de su blog GOOP decidió no hacer oídos sordos a los rumores y, años más tarde, habló abiertamente sobre el enfrentamiento. "Esta persona realmente hizo todo lo que pudo por herirme... y yo traté de ignorarla. Pero un día oí que algo desafortunado y humillante le había sucedido a ella y mi reacción fue... alegrarme", escribió, en obvia referencia al incidente que mandó a Ryder a la cárcel por robar en una tienda, en 2001. ¡Ay, caramba!

Britney Spears y Christina Aguilera

Se conocieron cuando ambas eran muy pequeñas y bailaban y soñaban con ser estrellas desde El club de Mickey Mouse. Casi en paralelo, sus carreras solistas despegaron cuando eran adolescentes: una jugando a la nena inocente, la otra imponiendo un vozarrón que no concordaba con su diminuto físico. Lo cierto es que, con el éxito, llegaron las diferencias, y el afecto que alguna vez las unió se convirtió rápidamente en voraz competencia muy cercana al odio. Britney Spears y Christina Aguilera se juntaron en dos oportunidades sobre el escenario -una vez para entregar un premio, otra para cantar y recibir sendos besos de Madonna- pero la mala onda entre ellas siempre fue bastante evidente. En ese sentido, fue Aguilera la que marcó la diferencia abiertamente, al asegurar que no respetaba artísticamente a su colega... ¡Fea la actitud!

Paris Hilton y Nicole Richie

Las chicas eran millonarias, tenían una cierta chispa y estaban bastante aburridas: eso bastó para que un productor decidiera convocarlas para que protagonizaran The simple life, un exitoso reality en el que jugaban a ser "personas normales". Semejante pantalla las catapultó directamente a la fama, y las chicas -que se consideraban hermanas- jugaron de muy buena gana el juego mediático con lujosas fiestas, borracheras, videos porno y los más variados escándalos. Pero, un día,la cosa entre ellas se enfrió. Fue en 2005, cuando dejaron de mostrarse juntas y expresaron un cierto rechazo mutuo. "No entraré en detalles... Nicole sabe lo que hizo", aseguraba por entonces Paris. Hubo varios intentos de acercamiento desde entonces, pero la relación nunca volvió a ser lo que era y, dicen, que en realidad prefieren ni cruzarse en público. Una pena...

Madonna y Elton John

Madonna y Elton John estrecharon lazos y se volvieron grandes amigos a mediados de los 90, cuando no dejaban de anunciar la profunda y mutua admiración que se profesaban mutuamente. Pero un día él se sintió algo molesto por el protagonismo que la ex chica material obtuvo a partir del nuevo milenio. Así, se dio el gusto de burlarse del premio a mejor show en vivo que ella obtuvo en 2004 ("Al diablo, ¿desde cuándo hacer playback es actuar en vivo?", disparó), la definió como "stripper de kermés" durante una entrevista y se despachó con polémicos epítetos que no hicieron más que marcar las enorme distancia que los separaba. Lo cierto es que, en 2012, Elton decidió que era momento de pedir disculpas y, según él, Madge las aceptó gustosa... Pero todos sabemos que la cantante, al igual que Mirtha Legrand, no es rencorosa pero sí muy memoriosa, ¿no?

Sarah Jesica Parker y Kim Cattrall

Con Sex and the City, Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall supieron construir una sólida dupla tanto dentro como fuera de la pantalla. Pero, con el éxito llegó la guerra fría: rumores, celos, envidias, odiosas comparaciones salariales... Claro, sobre la alfombra roja todo era sonrisas y buenas vibras, pero en el set el clima entre ellas era lo más parecido a una montaña rusa. Todo quedó en evidencia cuando la actriz que componía a Samantha Jones en la serie, pidió que se subieran el monto de su cheque para seguir adelante con su personaje... y Parker enfureció. Luego volvieron a reunirse para filmar sendas películas (la primera en 2008, la segunda en 2010), pero de ser amigas... mejor ni hablar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.