Fidel: mantiene la llama

Frente a un Niceto repleto, el ex Todos Tus Muertos ofreció su revolución de ragga, dub y dancehall. Crónica y fotos.
(0)
31 de mayo de 2009  • 15:42

La figura de Fidel Nadal se agigantó. Pero no es una metáfora respecto al camino recorrido desde Todos Tus Muertos hasta el éxito que rodea su último disco, International Love. ¡Fue real!: ayer en Niceto Club, cuatro focos par 1000 lo iluminaban desde abajo reproduciendo en el techo la sombra de su largo cuerpo y el turbante. Y todos le hacían caso a ese gigante que desde el escenario (y el techo) arengaba a su público con rimas y clases de baile.

Con el clásico potpurrí de alguno de sus temas y su voz en off, Fidel comenzó su recital del supersábado rockero, para después poner primera -ya con él en escena- con la melosa "My princess". Desde ahí, el ex TTM recorrió parte de sus últimos trabajos desde Trabajo de Hormiga. "Intensivo", "Pantera", "Linda y bonita", "Noticia noticia" y "Bum bum" y la versión de "From me to you" de The Beatles que Fidel hizo junto a Holy Piby para el Album Verde, entre otros tracks, se sucedieron en el reducto palermitano que se llenó luego de los primeros temas del show.

Desde la mitad de la noche, Fidel amagó con irse si no bailaban ("Tienen que hacer así, así", decía mientras revoleaba la cadera en círculos). Y cuando se fue, lo hizo sin avisar: luego de entonar "Emocionado" (¿Todavía ninguna hinchada convirtió esta canción en hit de cancha?) e "International Love", desapareció mientras la banda seguía tocando. Comprendió que su avalancha de ragga, dub y dancehall había alcanzado su objetivo: calentar el cuerpo de todos los asistentes que debían enfrentar el frío y la lluvia que caía sobre Buenos Aires.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.