Futurología

(0)
12 de mayo de 2003  

En dos años, según prevé la firma japonesa que la diseñó, la vieja fantasía de la bola de cristal será realidad. No servirá para usos mágicos, pero casi: será una pantalla informática operable con el tacto e incluso también con la respiración.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.