Gastón Gaudio reveló que su peor derrota en el tenis fue tras una discusión con Marcela Kloosterboer

El tenista lo contó en diálogo con Andy Kusnetzoff
(0)
27 de febrero de 2015  • 11:40

Desde que se retiró del tenis, Gastón Gaudio , el segundo argentino después de Guillermo Vilas en alzar la copa de Roland Garros, desfila por distintos programas contando anécdotas de sus épocas doradas como top 10. Y no tiene pelos en la lengua. De sus declaraciones hemos podido conocer detalles de la personalidad de grandes jugadores como Rafael Nadal y Roger Federer. Pudimos conocer anécdotas de vestuarios y todo el detrás de escena del tenis, gracias a él.

Esta vez, en diálogo con Andy Kusnetzoff , por FM Metro, Gaudio fue consultado por su derrota más memorable y él no dudó en involucrar a su exnovia, Marcela Kloosterboer en el relato, señalándola como la culpable: "La peor derrota de mi vida, perdí con Federer 6-0, 6-0. Debo estar en récord, nadie perdió así nunca en la semifinal del Master de Shangai. No puedo dar muchos detalles... En 2005, estaba de novio con MK [por Marcela], y estaba entre los mejores ocho del mundo, viviendo una historia de película. Llegaba a mi habitación en Shangai, tenía las almohadas y batas bordadas con mi nombre... ¡Una locura! Llego a la semifinal, la noche anterior me llaman de una radio, había mucho cambio de horario, y en el estudio estaba una mujer con la que yo había tenido una historia. Nada, empezamos a hablar y me preguntaban si había muchas geishas. ‘Sí, acá te atienden como reyes’, dije. Un comentario estúpido y nada más, todos nos reímos. Cuando hablé con MK después... Escándalo, cosas de pareja, unos celos estúpidos. O sea, no pasó nada. Tenía que jugar a las 11 de la mañana y eran las 3 y yo seguía con el teléfono, ¿entendés? Eran las cuatro de la mañana y me quedé mal, estaba angustiado. No lo entendía, no pasaba nada, era una estupidez".

La conclusión fue aún más picante: "Si querés a la otra persona, no lo hacés en el mejor momento de su carrera. O sea, nunca más iba a estar ahí, jugando la semifinal del Master. No puedo creer lo estúpido que fui. Cómo te vas a amargar así... Pero en ese momento no lo podés controlar. Al otro día, estaba todo el tiempo pensando en lo mismo, totalmente fuera de foco".

¡Durísimo!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.