Gracias a los Juegos Olímpicos, la TV Pública tuvo una muy buena semana