Graduados, la mejor ficción de 2012