Grinbank negocia con los Stones