Había una vez un taller...

(0)
27 de febrero de 2004  

"Les voy a contar el cuento del árbol que quería ser barrilete." Así, en medio de una pila de almohadones y un grupo de chicos inquietos, Nelly Leveratto, de 79 años, comienza como todos los jueves su taller de narración en el Buenas Artes Social Club (Armenia 1244, 3º piso).

El gusto por la lectura se despertó en Nelly no bien aprendió a leer y a escribir. Las ganas de contar cuentos le fueron legadas por su madre, Delfina, y su abuela María. "Yo era muy romántica, muy soñadora. Antes no importaba si un chico tenía problemas económicos: jamás le faltaban libros. Mis cuentos preferidos siempre fueron Corazón, Azabache y todas las historias de Las mil y una noches", recuerda.

Tras recibirse de maestra en la Escuela Normal Nacional de San Fernando, Nelly, que el próximo 14 de septiembre cumplirá 80 años, decidió transmitir su pasión por la literatura juvenil. "Como una especie de hormiguita viajera, conté cuentos hasta en las plazas", explica la maestra.

Los jueves por la tarde sus más fieles oyentes son Agustina, las mellizas Paloma y Rosario, de 7 años, y Luciano, de 8. Todos escuchan con atención cada una de sus palabras. Para la próxima clase, deberán dibujar y escribir su propia historia para poder contársela a los demás.

"Hay que encontrar la forma de que no los absorba tanto la televisión. El cuento es un muy buen recurso", dice Nelly.

Además del taller de narración de Leveratto, en el Buenas Artes Social Club se desarrollan cursos de de teatro, danza, canto, plástica y disciplinas circenses. Para más información, comunicarse por el 4776-7117.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.