Hermano Hormiga, el dúo que enamoró a Cosquín

El dúo fue ovacionado en el Festival de Folklore
(0)
29 de enero de 2018  

El dúo Hermano Hormiga, que comparten Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño, recibió una conmovedora ovación por parte de los 7000 espectadores que anteanoche los vieron en la Plaza Próspero Molina. En la penúltima luna del Festival Nacional de Folklore, el proyecto acústico que reúne al folklorista santiagueño con el rockero patagónico contó con el cariño y la complicidad del público, que se entregó al gozo de principio a fin.

Bien tarde, a las dos y media de la madrugada, Raly, Lisandro y sus guitarras se apropiaron del escenario. El concierto, que duró poco más de noventa minutos, tuvo una calidad notable: cuidadosamente prolijo, íntimo y muy disfrutable, tanto para el público como para los protagonistas, que una vez que se soltaron empezaron a cruzarse miradas cómplices.

La canción que lo inició todo fue "Subo", del Chivo Valladares. A ella le siguieron "Tu nombre y el mío", de Aristimuño, y " Niña Luna". "Queremos traer a esta sagrada plaza a alguien que se fue, a Raúl Carnota", dijo más tarde Raly, y no bien el dúo arremetió con "La sixto violín", el público empezó a bailar.

Más tarde se sumaron al repertorio "De mi madre" y "La niña de los andamios", tema que da el título al último álbum de Barrionuevo y mediante el cual Raly rindió un homenaje a su madre, a cinco años de su muerte.

Con clásicos como "Ojalá que llueva café", de Juan Luis Guerra y donde Raly tocó un cuatro venezolano, y "El surco", de la influyente cantautora peruana Chabuca Granda, el dúo mostró que su proyecto excede al folclore argentino y que también contempla clásicos de América latina. "El necio", de Silvio Rodríguez, completó luego este pasaje del concierto.

Toda la Plaza Próspero Molina se transformó en una verdadera pista de baile cuando Raly y Aristimuño arremetieron con "La chacarera del exilio". El final, por demás consagratorio, llegó con "Al amanecer", con el público de pie, cantando y ovacionando a los músicos.

Más tarde, ya cuando la presentación era parte de la historia de la edición 2018 del Festival, Raly compartió sus sensaciones. Sobre Hermano Hormiga manifestó: "Es una entidad. Sentimos con Lisandro que es una persona que hemos fundado entre los dos que nos va guiando, nos va llevando, nos va cuidando y metiéndonos en su clima. Cuando surgió la idea de tocar en Cosquín, sabíamos que la única forma de hacerlo era respetando profundamente el espíritu de Hermano Hormiga, no podíamos hacerlo de otra manera", precisó el folclorista santiagueño.

Ahora, tras la actuación, la intención de plasmar el proyecto en un disco cobra más intensidad.

Agencia Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.