Interesante film policial

"Encuentro peligroso" mantiene la tensión de su argumento
(0)
21 de octubre de 2000  

El joven guionista y realizador Matthew Warchus debutó en el largometraje con "Encuentro peligroso" ("Simpático" es el título original), nada menos que una adaptación propia de una obra teatral del cotizado Sam Shepard, que contó además con el aporte de un impresionante elenco encabezado por tres estrellas de Hollwyood como Jeff Bridges, Nick Nolte y Sharon Stone, el veterano actor inglés Albert Finney y la exquisita Catherine Keener (vista en "¿Quieres ser John Malkovich?").

Esta mezcla de policial negro y drama pasional, que la editora SBP presentará la semana próxima sin haber pasado previamente por las salas argentinas, está ambientado en un fascinante micromundo como el del turf profesional de los Estados Unidos.

Una historia compleja

La intrincada trama -que va desde un fraude realizado veinte años atrás con carreras arregladas hasta chantajes por abusos sexuales a menores, pasando por la venta de un pura raza en 30 millones de dólares- sirve como pretexto para confrontar el pasado y el presente del exitoso empresario Lyle (Bridges) y el decadente Vinnie (Nolte), dos ex amigos y socios en los años 80 y luego enfrentados por el amor de Rosie (Stone), que finalmente se casó con el más exitoso de ellos.

La obra de Shepard (que Warchus consigue llevar dignamente a la pantalla) es una parábola perfecta sobre cómo el sueño americano puede surgir y desaparecer en el instante menos pensado, una fábula moral de indudable potencia acerca de las miserias, el cinismo y la hipocresía que dominan a la sociedad de su país.

Más allá de cierta torpeza y didactismo en el manejo de los distintos tiempos narrativos (se apela a constantes flahsbacks sobre las andanzas juveniles de trío), este film financiado por la poderosa productora francesa Le Studio Canal Plus se sigue con gran interés no sólo por la constante tensión de la historia sino por el verdadero duelo actoral entre Nolte y Bridges, la tardía pero fulgurante aparición de Stone, y los notables aportes de Keener y del impagable Finney (en un papel con algunos puntos en común con el de "Erin Brockovich, una mujer audaz") en una muy particular subtrama romántica. En definitiva, un estreno del video hogareño para tener muy en cuenta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.