Arresto. Justin Bieber tomó, corrió y lo pescaron