Karina González

Contra la gran injusticia, el trabajo infantil
(0)
3 de mayo de 2003  

De la basura a la dignidad se llama este programa, apoyado por las Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo. Lo dirige Karina González, una mujer joven, emprendedora, que vive obsesionada con erradicar el trabajo infantil. "¿Por qué mi desesperación? Porque en 2001 había 250.000 niños y niñas trabajando, y en 2002 esa cifra ascendió a un millón y medio. Porque el 75% tiene entre 6 y 12 años; porque el 70% se dedica a la recolección de basura y cartones, el 15 limpia coches en la vía pública y los demás son vendedores. Realmente es un drama, y yo no me resigno a eso", explica.

Con el lema El trabajo no es un juego de niños, no al trabajo infantil, González y su grupo crearon microemprendimientos donde se capacita y emplea al adulto, padres o tutores de estos chicos que día tras día salen a revolver basura. "En este momento estamos asistiendo a unas trescientas familias. Hacemos detergente en las zonas de José C. Paz, San Miguel y Tigre. Por ahora, los frascos de este producto, que llamamos El Niño, se venden en almacenes y tiendas. Pero aspiramos a que los grandes supermercados se comprometan con la causa y nos den una mano. Supongo que les dará satisfacción saber que gracias a su apoyo muchísimos chicos podrán dejar de trabajar y concurrir con regularidad a la escuela. Porque ése es nuestro gran objetivo: que el chico juegue y estudie."

Tiene 30 años, vive sola y el poco tiempo que pasa fuera de la oficina lo aprovecha para leer y estudiar. "Me levanto a las seis y media de la mañana y nunca termino antes de las doce y media de la noche. Por lo general, paso por la oficina después del desayuno y desde ahí organizo el día, que puede seguir en José C. Paz o en los otros dos lugares donde funciona el proyecto laboral. Mi tarea es estar en contacto con la gente, hablar con las familias, asesorar, proyectar, organizar reuniones, hacer escritos, buscar... Después, regreso a Capital y voy a la universidad donde estudio Economía. Y de noche, ya en casa, sigo estudiando. La única distracción es la televisión, pero poco; sólo me engancho con noticias y la actualidad. Los programas que agravian a la gente no me interesan."

Amante del cine y las librerías, también sale a comer con amigos. Aunque, asegura, ningún plan supera al de invitarlos a comer a su casa, ya que también es buena cocinera. "La verdad, hago unos guisos buenísimos, carnes, y me especializo en mermeladas caseras. Es mi pasatiempo favorito porque me aleja un poco, sólo un poco, de todo el drama que se vive en la calle."

Consecuencias

González, que hace trabajo social desde los 14 años y está acostumbrada a ver las más crudas realidades, dice que ser testigo del cirujeo de niños la descompone. "La desnutrición y la intoxicación a las que está expuesta la población infantil del cirujeo traen aparejadas retraso de peso y talla, de funciones motoras y esfínteres, inhibición del lenguaje, desajustes de sociabilización, sentimiento de impotencia, agresividad y resentimiento social. Además, presenta un alto porcentaje de muertes por intoxicación o accidentes en la vía pública. Es terrible. Pero, a pesar de todo, creo que con cambios en la política esto es revertible. En la Argentina no puede suceder esto."

González exprés

Números: "Nosotros damos cifras, pero algunos no llegan a entender que detrás de esos números hay chicos. A ver si se entiende: son veinticinco estadios de River repletos de niños trabajadores".

Realidad: "No sólo me conmueve y duele en lo más profundo que los chicos trabajen revolviendo basura. Lo que mata es pensar que también comen de ella. Y pasa. Sucede en cualquier esquina de cualquier barrio divino".

Fronteras: "Nuestro objetivo es erradicar el trabajo infantil en todo el país. Si empezamos por Buenos Aires es porque somos de acá, pero la idea es que esto crezca y funcione en todas partes".

Características: "Así como digo que el argentino tiene una tendencia a la discriminación (sobre todo con respecto a la gente pobre de los países limítrofes), creo que somos solidarios. Y pienso que la gente se va a enganchar comprando un producto social. De hecho, en la etiqueta detallamos todo lo que esto significa".

Opinión: "No creo que volvamos a tener a Menem en la presidencia. El trabajo infantil creció como nunca en los años noventa. Y si no me equivoco, en ese entonces estaba él".

Ayuda: "Para todos aquellos que quieran contactarse con el programa o comprar los productos que fabricamos, nuestros números son 4952-6012 y 4953-0212".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.