Katjia Alemann, "empetrolada" en Punta del Este

Alemann, en plena actuación
Alemann, en plena actuación Fuente: LA NACION - Crédito: Fotopress
La actriz realizó una performance para alertar sobre el cuidado del medio ambiente y aseguró que "el cambio depende de cada uno, el futuro es de todos"; por Nelson Fernandez
(0)
3 de febrero de 2011  • 17:04

Por Nelson Fernández

Corresponsal en Uruguay

PUNTA DEL ESTE. Cada 3 de febrero, las playas del Uruguay amanecen con restos de una fiesta que comenzó como religiosa y que con el tiempo se extendió a una expresión de encuentro popular, con miles de curiosos y varios lugareños que buscan hacer una jornada de negocio. Las playas quedan con parte de las ofrendas que los umbandistas arrojan al mar como ofrenda a su divinidad Iemanjá.

Decenas de miles de uruguayos y miles de turistas que están en el país pasando sus vacaciones, se acercan a la orilla del mar para ver el acto religioso desde su preparación hasta su concreción. Los pae y las mae preparan barcazas que depositan en la arena hasta el momento del ritual. Colocan flores, frutas, velas, y fundamentalmente la carta con el pedido que expresan en su día especial.

Pero este año, la Playa Mansa de Punta del Este vivió un episodio diferente que sorprendió a los veraneantes y desvió mucho público. La actriz argentina Katja Alemann había convocado para la hora de la puesta del sol del miércoles 2, a una concentración de reclamo de cuidado del medio ambiente. Para eso, había preparado una performance que la tenía como protagonista y contaba con la participación de un actor local, Santiago Bentancor.

El eje de la actuación era mostrar el daño que se hace al echar al agua productos que generan contaminación. "Estamos para que la gente tome conciencia de que a Iemanjá hay que homenajearla pero que no se puede contaminar el agua, porque es un deber de todos cuidar el ambiente", dijo la actriz a LA NACION, mientras preparaba su actuación.

La actriz quiso despertar la conciencia medioambiental
La actriz quiso despertar la conciencia medioambiental Fuente: LA NACION - Crédito: Fotopress

Alemann llegó con tiempo suficiente a la Parada 17 de la Playa Mansa y ella misma comenzó a armar el escenario natural para el desarrollo de su actuación. Con el actor uruguayo colocaron banderas de una organización ambientalista "Reciclarte" y prepararon los elementos que usarían a la hora de la puesta del sol. Interpretar a la virgen empetrolada "es para alertar sobre el abuso del consumo y descarte", decía la convocatoria que reclamaba "por un mundo sustentable" y aseguraba que "el cambio depende de cada uno, el futuro es de todos". Katjia se vistió como Iemanjá y se rodeó de mugre, peces muertos, envases de plástico y otros artículos, a la vez que se pintó de tinta negra para simular petróleo.

El actor interpretaba al "Hombre en redes", envuelto en una red de pescadores, con cable de teléfono, un control remoto y otros artículos. Cuando Katjia comenzó su actuación, una multitud la rodeó y la siguió hasta la orilla del mar. Ella entró caminando al agua y posó para fotógrafos y cámaras de televisión. El público presenció en silencio y aplaudió al final, luego que un pae umbandista hiciera su canto y baile y los típicos tambores de esta religión pusiera color al anochecer del miércoles.

Después de una danza entre la mujer "empetrolada" y el "hombre en redes", ambos volvieron al agua y la gente aplaudió la perfomance. Curiosamente, a pocos metros, en otras paradas de la Playa Mansa de Punta del Este, cientos de umbandistas y muchos veraneantes, veían como las pequeñas barcazas cargadas de frutas y flores partían a la bahía con esas ofrendas.

La Intendencia Municipal de Maldonado dispuso un plan de limpieza para que hoy bien temprano, las playas quedaran limpias para los veraneantes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.