Kirk y Michael Douglas financian un proyecto en Jerusalén