La advertencia de Marcelo Longobardi: "Guarda con enamorarse de la cuarentena"

"Lo de Kicillof tiene mucho que ver con la intolerancia, no a la crítica, sino al debate, que es mucho más grave", afirmó Longobardi
"Lo de Kicillof tiene mucho que ver con la intolerancia, no a la crítica, sino al debate, que es mucho más grave", afirmó Longobardi Fuente: Archivo
(0)
12 de mayo de 2020  • 12:23

Marcelo Longobardi afirmó esta mañana que no puede entender cómo "una persona joven como Axel Kicillof no tenga tolerancia al debate", luego de comentar la manera en la que el gobernador de la provincia de Buenos Aires se refirió a las presiones para levantar la cuarentena y abrir la economía .

Tras un extenso editorial en el que analizó la "suerte de contradicción entre lo que dice y lo que hace" el Gobierno nacional, propia del expresidente Néstor Kirchner , en contraposición al estilo de la vicepresidenta Cristina Fernández "que es un kirchnerismo más literal", el conductor del programa Cada mañana (Radio Mitre) analizó la frase de Kicillof refiriéndose a las presiones y afirmó que el mandatario bonaerense presenta una "intolerancia al debate" que le llama la atención.

"Ayer el gobernador Kicillof planteó esta idea de que 'los climas que nos quieren generar'. Esta clase de comentarios refleja, no diría un rechazo a la crítica que también se vio en el presidente Alberto Fernández , si no un cierto rechazo al debate, que son cosas distintas. Un gobierno puede reaccionar frente a una crítica y contestarla. Fuera de las críticas severas que hay, lo que hay es un estado de debate, un estado de debate apropiado en el mundo y en la Argentina. Hay un estado de debate respecto de todo", consideró Longobardi.

"Me sonó que lo de Kicillof tiene mucho que ver con la intolerancia, no a la crítica, sino al debate, que es mucho más grave. Porque yo puedo entender la intolerancia a la crítica, no me gusta, pero la puedo entender", aceptó el periodista, pero "no puedo entender que una persona joven como Axel Kicillof no tenga respeto por el debate".

"Por ejemplo con la cuarentena, no puede ser una regla, es una excepción. En todo caso bien o mal aplicada, en Argentina en principio fue bien aplicada. La cuarentena no es una política y mucho menos no es una política económica, es una política sanitaria. Mucha gente empieza a confundirse que la cuarentena es una política económica que produce que todo dependa del Estado. Lo que produce la cuarentena en materia económica es que todo dependa de decisiones políticas y decisiones estatales. Ahí es donde a mucha gente le gusta la cuarentena, no digo al Presidente, porque produce que todo dependa del Estado", desarrolló.

"Es el estatismo absoluto, producto de una cuestión sanitaria comprensible y aplicada en la Argentina en tiempo y forma, y todos hemos apoyado ese punto de vista y nos hemos comportado de manera apropiada respecto de las reglas. Pero cuando traducís la cuarentena y los confinamientos al ámbito económico se convierte en el estatismo en su máximo esplendor. No hay nada más estatista que la cuarentena, donde todo depende de lo que decida un funcionario. Guarda con enamorarse de este formato por fuera de su implicancia sanitaria, porque no es una política económica", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.