XV Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. La competencia levanta temperatura