La ex CEO que acusó a los Grammy de ser "corruptos y machistas" pide transparencia en la investigación

Deborah Dugan
Deborah Dugan Fuente: AFP
(0)
30 de enero de 2020  • 13:05

La presidenta y CEO de los Grammys expulsada en los días previos a la entrega de los premios este mes, Deborah Dugan, envió una carta abierta al Comité Ejecutivo de la Academia de Grabación, pidiéndoles que la liberen de su cláusula de arbitraje y aseguren que la investigación "sea transparente y responsable".

La carta llega después de una queja de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo que Dugan presentó luego de que ella fuera puesta en licencia administrativa poco más de una semana antes de los 62º Premios Grammy. Allí, Dugan afirmó que la Academia de Grabación era un "club de niños" plagado de negocios, conflictos de intereses, manipulación de votantes e irregularidades financieras.

También aseguró que el abogado externo de la Academia de Grabación, Joel Katz, la había acosado sexualmente, y que el ex CEO Neil Portnow había sido acusado de violar a una artista extranjera y miembro de la Academia. Ambos hombres han negado estas acusaciones, mientras que la Academia de Grabación ha sostenido que sus operaciones están en el mismo nivel y que Dugan solo presentó su queja después de que un asistente ejecutivo (que trabajó anteriormente para Portnow) la acusó de ser una jefa abusiva.

Pero debido a un acuerdo que Dugan firmó cuando aceptó el trabajo de CEO, se le requiere que arbitre cualquier disputa entre ella y la Academia. La carta de Dugan afirma que el arbitraje es "supuestamente un proceso cuasijudicial" en el que se dispensa a un juez y un jurado a favor de un único "árbitro". Además, señala las muchas preocupaciones en torno al arbitraje, especialmente en casos que involucran acoso sexual: el proceso es en gran medida confidencial y tiende a favorecer a las empresas y organizaciones, que a menudo retienen y pagan a la persona que actúa como árbitro.

Al pedirle al Comité Ejecutivo de la Academia que la libere voluntariamente de su acuerdo de arbitraje, Dugan escribió: "Si bien entiendo que podría ser de su interés mantener la evidencia y los procedimientos a puerta cerrada, el público y la industria [de la música] tienen derecho a saber qué está pasando en la Academia, que es una organización 'pública' sin fines de lucro ".

En un comunicado, la Academia de Grabación refutó las afirmaciones de Dugan. "La Sra. Dugan continúa intentando manipular las percepciones públicas a través de información errónea. La Academia de grabación está sopesando toda la información disponible y considerando nuestras opciones en relación con los próximos pasos para con la Sra. Dugan. Seguimos extremadamente decepcionados de cómo elige manejar la situación y totalmente en desacuerdo con muchos de sus reclamos. En este punto, estamos enfocados en el futuro y estamos entusiasmados por continuar con la agenda de cambio y progreso".

Además, la carta de Dugan dice que es necesario eliminar su cláusula de arbitraje porque, si bien la Academia le ha pedido que participe en una investigación, ella afirma que el investigador contratado está involucrado en conflictos de intereses. Según los informes, el investigador no identificado fue retenido por el bufete de abogados Proskauer Rose, cuyo socio Chuck Ortner fue nombrado en la denuncia de Dugan en la EEOC; Ortner se desempeña como el Asesor Legal Nacional de la Academia y presuntamente ejerce una influencia significativa sobre la organización, mientras que él y Proskauer Rose han recibido honorarios de retención de la Academia a lo largo de los años. Además, Dugan afirma que el abogado de Proskauer que contrató al investigador, Anthony Oncidi, "representó a la Academia en mi contra después de que envié mi correo electrónico del 22 de diciembre de 2019 en el que expuse las quejas que supuestamente son el tema de esta investigación" (Proskauer Rose no respondió a la solicitud de comentarios para este artículo).

Dugan continúa afirmando que si bien se le ha pedido que participe en esta investigación, el investigador le ha negado a ella y a su equipo legal el acceso a cualquier evidencia y documentos, pero la Academia, que le está pagando al investigador, tendrá acceso a todo. Ella afirma que la Academia "podrá ocultar evidencia del público y la industria de la música ... [y] filtrará o diseminará cualquier información que crea que me hará daño, y no tendré ningún recurso".

Dugan finalizó su carta pidiendo un investigador independiente acordado mutuamente o que la Academia le permitiera contratar a su propio investigador para trabajar conjuntamente con el suyo "y tener acceso total a todos los documentos, testigos y otras pruebas".

"No quiero nada más que participar en una investigación completa, exhaustiva y verdaderamente independiente", dijo Dugan. "De hecho, a través de mis abogados, solicité específicamente tal investigación. No puedo, en buena conciencia, participar en una investigación plagada de conflictos de intereses y parcialidad obvia".

Jon Blistein

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.