Minutos antes de salir a escena. La fórmula de Humberto Tortonese