La gran apuesta ganó el PGA y es la favorita para el Oscar