Ornella Pugliese, la hija de Sandra Dillon, habló por primera vez tras el accidente