"La migra" está matando la música latina

La expulsión y el desempleo de inmigrantes en Estados Unidos provocaron una estrepitosa caída en las ventas de discos latinos. Mixed Media descubrió que, ante la situación, muchos artistas del sur están replanteando sus carreras.
(0)
22 de diciembre de 2009  • 17:42

Leo en Reuters un cable (uh, qué jovato, perdón: un artículo) titulado "Las razzias contra los inmigrantes ilegales dañaron la música latina en 2009" y no sabía si reír o llorar.

Parece que, en Estados Unidos, las redadas contra los extranjeros ilegales y la recesión económica que afecta a la construcción (rubro que es el principal empleador de obreros latinos) han provocado una caída del 35% en las ventas de álbumes de artistas hispanos. Es más: muchos negocios indicaron que todos los productos "sureños", como libros y otros artículos no vinculados con la música, también sufrieron el impacto.

Los datos parecen confirmar una teoría que algunos economistas del norte vienen sosteniendo desde hace años: no importa lo que hagan o dónde estén, los latinos son una mierda. Analistas de sectores más radicales opinan que esto es, en realidad, una represalia: como los frijoleros ya no tienen empleos para robar, quieren destruir la industria discográfica estadounidense (como si ya Chayanne y Ricky Martin no hubiesen hecho el suficiente daño, miserables).

Más allá de estas especulaciones, la situación preocupa a muchos artistas de Centro y Sudamérica que viven del gran mercado latino que hay en Estados Unidos, quienes ya se están replanteando sus carreras.

La agrupación Los Lobos, que no es mexicana pero que, por las dudas, no quiere caer en la volteada, estaría practicando covers de Steppenwolf y Wolfmother.

Hay rumores que indican que Shakira estaría evaluando abandonar su estrategia de parecerse cada vez más a Beyoncé y, directamente, pasar al rubio platinado rebautizándose como Sväkira: la nueva sensación sueca.

Por otra parte, el cantante argentino Micky Vainilla aprovecharía este inigualable momento social en Estados Unidos para llevar su fascist-pop y conquistar las masas yanquis (con un disco en inglés, of course).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.