La Renga, un camino al costado del mundo