La secuela de la Mujer Maravilla será el primer film que respete el protocolo antiabuso

Luego de haber conseguido la renuncia del cuestionado productor Brett Ratner, Gal Gadot se anotó otro punto en la lucha contra el acoso
Luego de haber conseguido la renuncia del cuestionado productor Brett Ratner, Gal Gadot se anotó otro punto en la lucha contra el acoso Crédito: Warner Bros
(0)
24 de enero de 2018  • 23:35

La Mujer Maravilla ganó su primera batalla fuera de la pantalla cuando consiguió que Warner Bross prescindiera de la presencia del productor y director Brett Ratner, acusado de haber cometido varios casos de acoso y abuso sexual. Gal Gadot , la actriz que le pone el cuerpo a la princesa amazona, había amenazado con abandonar la saga si él seguía al frente. Ahora, la segunda parte de la historia de Diana Prince vuelve a ser noticia en el marco de la lucha de las mujeres de Hollywood por la defensa de sus derechos.

Esta es la primera película que se comprometió seguir al pie de la letra un protocolo antiacoso. Estas reglas fueron creadas por los productores nucleados en la Producers Guild of America (PGA) y a través de ellas se busca generar climas de trabajo y evitar situaciones que puedan derivar en hechos como los que desde octubre, cuando se revelaron las primeras acusaciones contra el productor Harvey Weinstein, vienen sacudiendo la conciencia de la meca del cine.

Las encargadas de hacer el anuncio de la existencia de este protocolo fueron las actrices Brie Larson y Lupita Nyong'o durante la ceremonia de entrega de los SAG Awards. "Estamos muy contentas de contar que en colaboración con Time's Up y los asociados presentes en este salón, habrá un nuevo código de conducta para garantizar seguridad en los sets de filmación", expresó Larson.

Entre las medidas que piensan tomarse, está la inclusión de dos especialistas con una función clave: escuchar y estar atentas a cualquier situación de acoso o abuso que pueda existir dentro del set, así como detectar y denunciar cualquier comportamiento inadecuado al que pueda incurrir alguna de las personas involucradas en el proyecto.

Además, las producciones que acepten este protocolo deben comprometerse a respetar las leyes federales y estatales con respecto al acoso, así como proporcionar capacitación referida a la lucha contra el conductas sexuales inapropiadas. También deben tener en claro cuáles son los procedimientos a la hora de denunciar algún caso de acoso o abuso y comprometerse a no tomar ningún tipo de represalia contra los trabajadores que realicen denuncias de ese tenor.

Por último, y teniendo como antecedente las decenas de denuncias que pesan contra Weinsten y que sindican a las habitaciones de hotel como escenario de los hechos más aberrantes, todas las reuniones y castings deberán realizarse en ambientes seguros, profesionales y cómodos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.