"La Sylphide", con estrellas y altibajos