Entrelíneas. La tregua: memoria y balance