Lady Gaga sigue siendo la más poderosa