Las apuestas coinciden: arrasará "El Señor de los Anillos"

(0)
28 de febrero de 2004  • 10:08

HOLLYWOOD.- A pocas horas de que se revele la incógnita, Hollywood se apresta a coronar mañana a la última película de la trilogía "El señor de los Anillos" y devolver el brillo a la ceremonia de los Oscar, opacada durante la semana por el estreno de la "La Pasión" de Mel Gibson.

La alfombra roja ya está tendida frente al legendario Teatro Kodak y todo está listo para dar comienzo a la 76 edición de la ceremonia, dominada por "El Señor de los Anillos: el retorno del rey", que acude con 11 nominaciones, entre ellas "mejor película" y mejor director" para el neozelandés Peter Jackson.

"Todo indica que El Señor de los Anillos va a arrasar con todo en los Oscar", dijo Richard Jewell, de la Universidad del Sur de California.

De resultar ganadora, Hollywood recompensará a unos de los proyectos más arriesgados de la historia del cine, que comprendió tres películas filmadas simultáneamente por un costo total de 270 millones de dólares.

Pero también reconocerá un éxito de crítica y taquilla extraordinario, con una recaudación total de 2800 millones de dólares.

A no ser que los 5800 votantes de la Academia de las Artes y Ciencias se nieguen a dar el premio magno de la industria cinematográfica a una película del género fantástico. En eso caso dejarán los "hobbits" de lado y podrán inclinarse por películas más humanas como "Mystic River" (Rio Místico) o "Lost in Translation" (Perdidos en Tokio).

La Academia prevé que este domingo las miradas se vuelvan al máximo evento del cine en Estados Unidos, eclipsado durante la semana por el polémico estreno de la película "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson, centro del debate y convertida en pocas horas en un fenómeno de taquilla.

Glamour y color

"Color, color y más color. Mucho glamour, vestidos soberbios que nos remontan al brillo del viejo Hollywood", predijo la diseñadora estadounidese Eletra Casadei para los Oscar, ensombrecidos en años recientes por la guerra en Irak y los atentados del 11 de setiembre.

En todo caso las galas que vestirán las estrellas generan más expectativa en Hollywood que a quienes irán a parar las estatuillas doradas.

La sorpresa podría darla Sofia Coppola si gana el premio a "mejor director" por "Lost in Translation", lo que la convertiría en la primera mujer en llevarse este galardón.

Pero para ello deberá derrotar a pesos pesados como Jackson, el australiano Peter Weir por "Master and Commander", el brasileño Fernando Meirelles o el veterano Clint Eastwood.

En la categoría "mejor actriz" todo indica que será la bella sudafricana Charlize Theron quien suba al podio a recoger la estatuilla por el papel de asesina serial en "Monstruo", para el que debió someterse a una serie de transformaciones físicas nada favorecedoras.

Mejor actor

En la categoría de mejor actor, las miradas apuntan hacia Sean Penn por "Mystic River". Pero Bill Murray, ovacionado por la crítica por su papel de actor devenido a menos en "Lost in Translation", parece un fuerte contendiente.

Quizá la sorpresa la dé Johnny Depp, ganador en los pasados Globos de Oro por "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl".

Tim Robbins se perfila como el favorito para "mejor actor de reparto" por su papel en "Mystic River", lo que daría el Oscar por primera vez a su interpretación en un filme.

Actriz de reparto

Hasta hace poco nadie se atrevía a dudar de que Rene Zellweger sería este año la "mejor actriz de reparto". Pero últimamente, el nombre de la iraní Shohreh Aghdashloo con "House of Sand and Fog" comienza a resonar en los altavoces.

Este año la ceremonia será transmitida en diferido de manera de evitar el escándalo protagonizado por Janet Jackson en el SuperBowl, donde exhibió su seno derecho ante millones de espectadores.

En pleno periodo electoral, los organizadores de la Academia negaron que con esta decisión se intente censurar los discursos de los ganadores, ante las amenazas de que Robbins o Penn, conocidos por sus mordaces comentarios, lancen su diatriba contra el presidente George W. Bush, que busca su reelección.

La Academia prometió una ceremonia glamorosa, conducida por el aclamado comediante Billy Crystal, quien tendrá el desafío de devolver el brillo a los Oscar y, sobre todo, superar los pobres índices de audiencia de los años anteriores.

Fuente: AFP

Más información: www.lanacion.com.ar/oscar

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.