De Bohemian Rhapsody a Nace una estrella, las bandas de sonido tuvieron tanto protagonismo como los actores

Bohemian Rhapsody tuvo dos grandes logros: su banda de sonido y la actuación de Rami Malek en la piel de Mercury
Bohemian Rhapsody tuvo dos grandes logros: su banda de sonido y la actuación de Rami Malek en la piel de Mercury
Silvina Marino
(0)
21 de diciembre de 2018  

Los recuentos, los balances, las puestas al día: parte de lo que sucede en diciembre, como un ritual o un modo de atesorar lo vivido en años menos o más movidos. Y entre este tsunami de acontecimientos que ocurrieron en 2018 (en lo cultural, en lo social, en lo económico, en el resto del mundo y acá), se encuentran las bandas de sonido de películas, que cobraron más protagonismo que el habitual.

Dibujos animados, historias de amor, relatos de terror, aventuras, inglés, español: un poco de todo. Empezando por lo más rutilante a nivel comercial y, también, lo más reciente: Bohemian Rhapsody y Nace una estrella.

¿Quién hubiera imaginado a Bradley Cooper, el mismísimo protagonista de ¿Qué pasó ayer?, ingresando en los primeros puestos de los rankings de música? Sucedió gracias a su dupla con Lady Gaga, en la película dirigida por él mismo, como tercera adaptación de un original de 1937. La fórmula suele funcionar y ya la conocemos: actores que también cantan y músicos que también actúan. Y, obviamente, una irresistible historia de amor en escenarios con sabor a country que nos traen reminiscencias narrativas de lo que sucedió en Johnny y June (basada en el romance entre Johnny Cash y June Carter y protagonizada por Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon) e incluso a la historia de los personajes de Los Simpson, en el capítulo de Homero y su ahijada musical Lurleen Lumpkin.

Por supuesto, los duetos son la clave de este éxito, con "Shallow" a la cabeza del fenómeno. Y también con otros temas gancheros como "Always Remember Us This Way" y "I’ll Never Love Again".

"Shallow", camino al Oscar

03:35
Video

Con respecto a la banda de sonido de Bohemian Rhapsody, a diferencia de los sountracks escritos especialmente para las películas mencionadas aquí, se trata de los temas ya clásicos de Queen, indispensables en la historia del rock. Y de eso se trata el film y su disco, de la suceción de canciones del grupo liderado por Freddie Mercury, para contar su biografía con toques de ficción. Tenemos aquí un combo de grandes éxitos, integrado por originales y versiones en vivo, todos ellos archi-conocidos: "Love of My Life", "Another One Bites the Dust", "Somebody to Love", "We Are The Champions", "Crazy Little Thing Called Love" y más.

Otro suceso del último tramo del año ocurrió con Suspiria, la banda de sonido de la película de terror dirigida por Luca Guadagnino. El líder de Radiohead, Thom Yorke, la compuso a medida y dejó su impronta, no tanto en los tracks más esperablemente espeluznantes e instrumentales, del tipo de los que suelen acompañar a estos films, sino en los más originales, cantados y sincronizados con la propia trayectoria del cantante. Entre ellos se destacan la propuesta trip hop de "Has Ended" y el ambiental y veloz "Open Again". Y, por supuesto, el tema "Suspirium", que incluye acordes de piano a modo de loop: un falso vals que coquetea con el abismo gracias a esta canción que habla de sí misma. La letra en sí es un hallazgo, por su profundidad metafísica y su alusión a una oscuridad lo suficientemente "nuestra" como para llevárnosla, o a las viejas canciones y las risas que siempre "son olvidadas y nunca fueron ciertas". Como una cajita musical que se abre para que la bailarina (igual que la protagonista encarnada por Dakota Johnson) haga su acto. El saldo es un original modo de encarar el terror, lo siniestro que siempre vuelve.

Y, justamente, lo que vuelve en estas películas y su música, también son los recuerdos. Y más: la capacidad para honrar a nuestros muertos. Estamos hablando ahora de Coco, la producción estadounidense-mexicana que, en nuestro país, se estrenó en un remoto principio de año. Y que estuvo entre lo más visto de los primeros meses. Aunque en el extranjero su estreno sucedió antes y, por eso, sus múltiples premios pertenecen a las películas de 2017 (como el Oscar a la mejor película animada y a la mejor canción original, "Recuérdame"), el impacto de los temas como el mencionado en sintonía con el transcurso argumental, merece incluirse en este repaso.

Coco y su gran hit, "Recuérdame"

01:22
Video

Hay aquí un Día de los muertos, una adorable bisabuela Coco, el homenaje a la familia, los mariachis y las canciones más emotivas del año: "Recuérdame" y "El latido de mi corazón". Y otras bellas melodías de tradición latina, como "La llorona", o el divertido "Un poco loco", a cargo de Gael García Bernal y Luis Ángel Gómez Jaramillo.

Si Coco fue producida por Pixar, otro gran soundtrack pertenece a una producción de Disney, Un viaje en el tiempo ( A Wrinkle in Time). Esta película de aventuras y ciencia ficción protagonizada por Oprah Winfrey y Reese Witherspoon incluye en su música varios intérpretes, como Sia, Sade, DJ Khaled y Demi Lovato. Así es como resuenan "Flower of the Universe", "I Believe" y "Magic", para un viaje astral en busca del padre perdido y cautivo en un planeta lejano.

Y también hubo en 2018 un momento destacado con el soundtrack para superhéroes del siglo XXI: Pantera Negra, compuesto por Ludwig Göransonn y producido por Kendrick Lamar. Atractivo, hiphopero, rítmico: se trata de una vuelta y revuelta hacia la música africana para articular con el transcurso de las aventuras chamánicas y tribales de las Panteras Negras. Los intérpretes son el propio Lamar, y también Khalid y Swae Lee, SZA, Anderson Paak y The Weeknd (a cargo junto a Kendrick del hit ¨Pray for Me¨), entre otros. El logro en este soundtrack reside en la combinación sonora: absoluta actualidad musical más espíritu de reivindicación y lucha de la gente de color.

Pantera Negra, una muy buena excusa para repasar lo mejor de la producción hip hop del último tiempo, con la supervisión y el protagonismo de Kendrick Lamar

02:22
Video

Por último, y volviendo a esta crucial banda inglesa que es Radiohead, otro sountrack del 2018 es You Were Never Here/ Nunca estarás a salvo, a cargo del guitarrista y tecladista Johnny Greenwood. El thriller psicológico de Lynne Ramsay, protagonizado por Joaquin Phoenix, incluye una música que se simbiotiza con los ejes del film: es violenta y poderosa. Conducida por sintetizadores y cuerdas, descoloca y transcurre entre la atonalidad y la electrónica, para ser escuchada junto a la película o independientemente de ésta.

¨No sólo son antiguas fotos, son nuestra familia, cuentan con nosotros para no olvidarlos¨, dice Miguel a su hermanita antes del final de Coco y del derroche de lágrimas de la audiencia. Fotos de este 2018, imágenes familiares como la música que nos acompañó en el año, para no olvidar (tampoco).

Los hitazos argentinos

Re loca

EL film protagonizado por Natalia Oreiro permitió el regreso de una canción de 1982 que se convirtió en un clásico de Celeste Carballo: "Me vuelvo cada día más loca".

La versión argentina de este boom generado por el cine chileno estuvo acompañada de una gran decisión: incluir en su banda de sonido el clásico "Me vuelvo cada día más loca", de Celeste Carballo

02:00
Video

El Ángel

Recreando la atmósfera pesada de los setenta en la Argentina, este soundtrack intercala temas de La Joven Guardia, Almendra, Pappo’s Blues y Billy Bond y La Pesada, entre otros.

El Potro, lo mejor del amor

Hits como "Soy cordobés", "Lo mejor del amor", "Amor clasificado" y "Fuego y pasión" cantados por Rodrigo Romero, protagonista de la película basada en la vida del ícono del cuarteto cordobés.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.