Las mujeres ya no son problema

Cómo concluyó la serie de Mariano Martínez por Telefé
Ricardo Marín
(0)
29 de noviembre de 2012  

Finalmente, las idas y venidas entre José (Mariano Martinez) y su jefa Verónica (Ana María Orozco) llegaron a su fin anteayer, con el último episodio de Mi problema con las mujeres que emitió Telefé. O al menos eso parece, aunque haya quedado pendiente la definición de Simón (Yayo Guridi), el psicólogo de José, que les vaticinó que a partir de ahora empezarán los problemas en esa pareja, lo cual da pie a la realización de una segunda temporada.

En el capítulo despedida, José y Verónica tuvieron una cena con sus padres, en la que circuló la confusa noticia de un embarazo, que finalmente quedó aclarado que no existía. Pero luego de este episodio el protagonista se dio cuenta de que por primera vez se sentía seguro de sus sentimientos, de su amor por Verónica, de sus ganas de compartir el mismo techo con ella y es así como decidieron irse a vivir juntos. Posteriormente, mientras buscan casa se encuentran con Simón, que al conocer la noticia les hace el vaticinio de que la convivencia les traerá nuevos problemas.

La serie debutó el 10 de septiembre por la pantalla de Telefé y adapta una serie peruana que produjo Mariano Martínez con 13 Mares Producciones & Vincent Entertainment. La historia se centra en José, un hombre que busca una relación estable y enamorarse de verdad, pero siempre falla por sus inseguridades con el sexo opuesto. No sabe cómo actuar en distintas situaciones que se le presentan hasta que conoce a Verónica, una mujer que llegó a su oficina para supervisar su trabajo como jefe de arte. Para superar sus problemas, José asiste a sesiones de terapia con Simón, que es quien lo ayuda a darse cuenta de sus errores, dejar atrás sus experiencias del pasado y entregarse por completo a esta nueva relación que lo llena de felicidad.

En el episodio final se dio la sorpresa de que junto con Mónica Gonzaga, que hizo el personaje de Elsa, la madre de José, actuaron haciendo de amigas suyas Noemí Alan y Susana Romero, dos sex symbols que, como Gonzaga, tuvieron su apogeo en los años 80.

Un guiño gracioso que sirvió de broche de oro perfecto para una propuesta que resultó divertida y amena.

  • 15,1

    Puntos de rating

    Promedió el capítulo final. Los 13 episodios que duró el programa promediaron 16,4; en su debut, el ciclo había hecho 21,1 puntos.
  • MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.