Las Pastillas del Abuelo: el rock otra vez de luto

Melisa Latorre fue a ver a la banda a Ferro y falleció después del concierto.
(0)
9 de diciembre de 2009  • 12:03

Las Pastillas del Abuelo.
Las Pastillas del Abuelo. Crédito: Gentileza

El sábado 5 de diciembre 15 mil fanáticos de Las Pastillas del Abuelo llenaron la cancha auxiliar de Ferro para ver la consagración a escala de estadio de sus ídolos en lo que pintaba ser un recital consagratorio en la ascendente carrera del conjunto liderado por Piti Fernández. Pero "la fiesta" que pretendía la agrupación de Caballito no fue completa porque el rock se manchó otra vez con una muerte inexplicable: Melisa Latorre, de 20 años, que había ido a ver a LPA con una amiga, falleció de un paro cardiorespiratorio en el Hospital Alvarez esa misma noche.

Según informó a distintos medios, Miguel Latorre, el padre de Melisa, se desesperó cuando a las 2 de la mañana su hija todavía no había vuelto a su casa de Villa Devoto –"siempre se movía en remís y, si el recital terminó a la una tendría que haber llegado a esa hora", dijo-. Intentó a su celular y no tuvo respuesta, así que llamó a la comisaría 13°. Allí se comunicaron con el Hospital Alvarez donde les dijeron que tres chicas habían arribado desde el recital descompensadas. Cuando llegó al Alvarez directamente lo llevaron a reconocer el cuerpo.

Desde la comisaría 13° aseguran que la chica salió del estadio todavía con vida, lo que fue confirmado por las autoridades de la guardia del Hospital. Allí fue atendida con respirador por el cuadro que tenía y allí tuvo el episodio cardíaco que desencadenó su muerte.

¿Cómo sucedió? Lo único que se sabe hasta ahora no es mucho más de lo que este cronista pudo ver y escuchar en las tres horas de recital. Por un lado, hubo una demora de casi una hora en el comienzo del show debido a que no había ingresado todo el público, para evitar las corridas. Eso generó cierta impaciencia entre los que estaban adentro y empujones hacia la valla. "Yo estaba en la valla, en el medio y soy testigo de que se movía. En varios momentos, antes de que el recital empezara, a cada pogo cedía y los chicos de seguridad la tenían que tener. Igualmente pusieron mucha más contención en el comienzo", posteó Anto Mascazzini en el Facebook de la banda lo que deja sin sustento las denuncias de que debido a la caída de una de las vallas se habría producido una fuerte avalancha.

Su hermana Andrea y su cuñado Pablo Fregotte también usaron la red social Facebook para encontrar testigos que hayan visto lo que sucedió con Melisa, si alguien la golpeó o si se cayó y no pudo levantarse rápido. Entre más de 300 comentarios, sólo uno pudo aportar un dato concreto: "un chico comentó que vio cómo la sacaban por el vallado, pero nada más", agregó Pablo. Según pudo saber RS, la capacidad de gente no excedió la habilitada (14.200 personas vendidas sobre una habilitación final para 16.000 personas) y los responsables de la producción del show hicieron un seguimiento del estado de salud de Melisa.

Por su parte, la banda –que durante el show alertó varias veces a los chicos pidiendo que no empujaran ni golpearan- habló a través de un comunicado oficial que comenzó a circular hace pocas horas que dice:

"Las Pastillas del Abuelo y Crack Producciones lamentan lo sucedido con Melisa y hacen llegar nuevamente sus condolencias a sus familiares.

Para aclarar lo sucedido el día sábado 5 de diciembre se trasladó en forma inmediata cumpliendo todas las medidas necesarias para su debida atención médica al Hospital Alvarez donde luego de intentos de reanimación falleció. Dado que en ese momento no tenía documentos personales, la producción junto con los responsables del Estadio Ferro Carril Oeste se acercó inmediatamente al Hospital donde aportó todos sus datos y sus contactos. Lo mismo se hizo en la Comisaría interviniente. Pasado el mediodía del domingo, una vez que se identificó a Melisa y sus familiares, se tomó contacto con la familia conversando con su padre poniéndose a su total disposición. Hasta donde se tiene conocimiento, el fallecimiento de Melisa fue producto de un Paro Cardiorespiratorio.

Insistimos en el profundo dolor que nos produce este lamentable hecho, sabiendo que la filosofía que nos guía fue, es y será preservar la seguridad de los seguidores de la banda."

Ahora, la fiscalía Nº11 y el juzgado Nº45 comenzaron la investigación del caso.

El recital

Las Pastillas no querían que esa fuera una noche cualquiera. Su primer recital aire libre en Capital Federal tenía que ser una fiesta y el sábado 5 de diciembre en la cancha auxiliar de Ferro Carril Oeste todo estaba armado para que eso sucediera. Había gran despliegue escénico (armado sobre el lateral que da a la avenida Avellaneda, con su juego de luces parecía uno de los niveles del Donkey Kong), una larga lista de temas (32, cuatro menos que si se suman todas las canciones de sus tres discos editados oficialmente) y muchos colegas (Tete de La Renga, Michael de Kapanga, los integrantes de Arbolito, Pato Mendez, primer bajista de LPA, Mamá Chabela y los Enviados de Toth, entre otros) que la agrupación de Caballito invitó a tocar en esta ocasión tan especial.

Cuando salieron, la banda parecía emocionada. Los familiares, ubicados en el fondo del predio, también. Repasan su crecimiento y no lo pueden creer: hasta hace un puñado de años, LPA tocaba a diez cuadras de ahí, en La Colorada de Rojas y Yerbal -un pequeño reducto rockero dónde dan suelen dar sus primeros pasos los grupos de la zona-. Pero al escuchar los primeros temas -"¿Qué vicios tengo?", "Sólo Dios (Almafuerte)", "Cubano" y "Viejo", entre otros- salta la ficha que el crecimiento de la banda que derivó en este recital multitudinario no podría haberse dado sólo por tener un gran hit en YouTube. Acá hay calidad y se nota, por ejemplo, cuando su líder Piti Fernández sale imponer su voz -cruza de Ricardo Iorio con un payador de esos que cantan en las domas de caballos de Jesús María- aplicándole distintos matices a cada momento del show o cuando reversionan sus canciones y quedan mejor que las originales –"Por Colectora"-.

Y como para que la fiesta sea completa, desde "Lo más fino" en adelante, el setlist incluyó gran parte de los mejores temas –"La Casada", "Skalipso", "Escaleras", "Oportunistas" que engancharon con "La Parabellum del Buen Psicópata" de Los Redondos, y "Vuelta de Tuerca"- Así, terminó la noche fuerte de un grupo que apuntaló su evolución sonora con humildad y esfuerzo, valores que no piensan abandonar.

Notas relacionadas

Las Pastillas del Abuelo en el Luna | El grupo de Caballito afirmó su poder de convocatoria en un show al llenar el Palacio de los Deportes porteño

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.