Lo nuevo de los Stones, primero en Barcelona