Ultima página. Locos no tan locos y cuerdos no tan cuerdos