Cine. Los actores, lo mejor de un melodrama