Los hijos y la madre de Fort fueron a despedirlo

Marta y Felipe fueron a despedir a su padre a la sala velatoria
Marta y Felipe fueron a despedir a su padre a la sala velatoria
Cerca del mediodía, llegó Marta Fort para darle el último adiós a Ricardo; luego, arribaron sus hijos Marta y Felipe
(0)
26 de noviembre de 2013  • 12:49

"Ricardo, querido, el pueblo está contigo", gritaban un poco más de cien personas en la entrada de la casa velatoria de la Av. Córdoba en donde se despedían los restos del millonario hoy al mediodía. Ricardo Fort deseaba ser de esos famosos que tienen miles de seguidores, quería que sus excentricidades lo lleven a la gloria del amor popular. No obstante, su familia quería otra cosa para él. Y así lo demostró un día después de su muerte, al restringir la entrada al velatorio del mediático a sólo nueve personas. De esa corta lista, después del mediodía, sólo se presentaron sus dos hijos, su madre, y sus dos custodios.

Según la lista, quienes podían ingresar a la sala velatoria de Av. Córdoba 3677, eran: Jorge y Eduardo, sus hermanos; Marta, su madre; Karina Antoñale, su cuñada; Gustavo Martínez y Guillermo Codi Pairano, amigos íntimos; Marisa, la niñera de sus hijos; y "el Indio" y Willy, sus dos custodios. De este grupo de personas, sólo ingresaron a la sala a despedirse del millonario su madre y sus custodios. Sus hijos Felipe y Marta llegaron hasta el lugar para dirigirse con el cortejo fúnebre hasta Pilar.

Desde las 12.30, el cuerpo del millonario es trasladado desde la casa velatoria al Memorial Jardín de Paz, de la ciudad de Pilar, en donde finalmente será sepultado. Allí sólo tienen permitido entrar otro grupo selecto de 40 personas.

El millonario falleció a las 5 de la madrugada de ayer, tras estar internado desde el jueves pasado, debido a una hemorragia digestiva que derivó en un paro cardiorrespiratorio.

Críticas y enojo por la decisión de al familia

La decisión de los Fort de no realizar un velatorio abierto al resto de la comunidad del espectáculo y a sus fans, generó cierta polémica entre sus seguidores y algunos personajes del medio. Desde ayer, muchas personas se agolparon en la casa velatoria para dejar flores y cartas dirigidas a su ídolo.

El club de fans del chocolatero emitió un comunicado en el que muestra su desacuerdo con la despedida íntima.

"Esta página está en completo desacuerdo con la decisión tomada por la familia Fort de no hacer velatorio. Ricardo era del Pueblo, él quería gente a su alrededor, así como vivió debía morir. El público, sus fans, sus seguidores querían darle la última despedida. Es impiadoso lo que resolvieron, no formaban parte de su vida diaria, ¿por qué ser tan tajantes en la determinación de hacerle una misa y cremarlo? Eso a Ricardo no le hubiese gustado, pero nosotros no somos más que aquellos que lo seguían a diario, los que llorábamos o reíamos con él. Los que lo elegimos… pero no podemos más que acatar lo que ellos determinen. Una real pena".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.