Los últimos fotogramas del año que se va

A pesar de la crisis del mercado del DVD, a nivel artístico se editaron notables films que no pasaron por los cines
(0)
26 de diciembre de 2009  

La crisis que se venía insinuando en años anteriores terminó por explotar en 2009: la piratería, la desproporcionada carga impositiva (mayor que en otras actividades) y los cambios en los hábitos de consumo del público hicieron que el mercado de video hogareño sufriera su peor temporada, que terminó incluso con el cierre de dos compañías históricas del sector: Gativideo y LK-Tel. Algunos meses después, el nuevo sello Blu-Shine retomó el manejo de los estudios Fox y Sony –que habían quedado sin representación local–, así como el del catálogo de Disney.

Más allá de los esfuerzos de las compañías locales por ofrecer ediciones que se diferencien del material "trucho" (es decir, con excelente calidad de imagen y de sonido y la inclusión de cuidados extras) y por concientizar a la sociedad de los males de la piratería (26 organizaciones empresariales y gremiales desarrollaron una intensa campaña pública al respecto), lo cierto es que el negocio está en crisis: de los casi 8000 videoclubes que funcionaron durante el boom del sector a principios de los años 90, hoy quedan poco más del 10 por ciento. Tanto las grandes cadenas (como Blockbuster, que ha cerrado varios de sus locales) como los videoclubes independientes han perdido alquileres y rentabilidad, mientras que el formato digital de alta definición Blu-Ray –que funciona como un producto premium– no ha logrado aún la penetración esperada.

Según Aldo Fernández, titular de AVH y de la Unión Argentina de Videoeditores (UAV), "la piratería está siendo manejada por verdaderas organizaciones delictivas y así es muy difícil resistir. Hay rubros como, por ejemplo, las series de televisión norteamericanas, que se siguen vendiendo muy bien porque hay fans a los que les gusta coleccionarlas, pero ha sido un año muy difícil para nuestra actividad".

A nivel artístico, se registraron ediciones de notables títulos que no pasaron por los cines locales, como Vals con Bashir, película autobiográfica del israelí Ari Folman premiada en Cannes, que combina animación, documental y ficción; films de directores consagrados, como Werner Herzog (la historia bélica Rescate al amanecer) o Jonathan Demme (El casamiento de Raquel), una excelente propuesta de acción como JCVD, dirigida por Mabrouk El Mechri y protagonizada por Jean-Claude van Damme; el multipremiado melodrama Río congelado, de Courtney Hunt; el musical Cadillac Records, de Darnell Martin; la romántica Nick y Norah, una noche de música y amor, de Peter Sollett; la sorpresa británica El hijo de Rambow, de Garth Jennings, y muchas comedias norteamericanas: Mal ejemplo, de David Wain; Hazme reír, de Judd Apatow; Hermanastros, de Adam McKay; Brüno, de Larry Charles con el incendiario Sacha Baron Cohen; Te amo, hermano, de John Hamburg, y Mal ejemplo, de David Wain. Para todos los gustos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.