Después del divorcio. Madonna y Guy Ritchie, juntos gracias a la Cábala