Marcelo Longobardi, irónico contra Axel Kicillof y su "tono especial" al decir que no se puede volver a la normalidad

El periodista se refirió a la "ofensiva kirchnerista sobre el país, sobre la justicia y sobre la ciudad de Buenos Aires"
El periodista se refirió a la "ofensiva kirchnerista sobre el país, sobre la justicia y sobre la ciudad de Buenos Aires" Fuente: Archivo
(0)
20 de mayo de 2020  • 12:05

Durante un extenso y crítico comentario sobre la realidad nacional, hoy Marcelo Longobardi se refirió a "la ofensiva kirchnerista sobre el país, sobre la justicia y sobre la ciudad de Buenos Aires" que se montó ante la falta de consensos políticos en relación a la apertura de la cuarentena para luchar contra el coronavirus Covid-19.

El conductor de Cada mañana (Radio Mitre) afirmó que el gobernador Axel Kicillof manifestó "un deseo más que un pronóstico" cuando dijo que "la normalidad no existe más", sostuvo que el "ataque masivo" de funcionarios e intendentes bonaerenses contra la Ciudad de Buenos Aires "es un extravío disparatado" y arremetió contra "la voracidad del kirchnerismo por las empresas". Sobre el final, manifestó su preocupación ya que los "sectores más normales" del gobierno "avalan a los sectores radicalizados".

"Este asunto es el límite de mi capacidad de asombro. El gobernador Kicillof nos anotició en un tono especial que la normalidad ya no existe. No entendí bien si estaba presentando un pronóstico o manifestando un deseo", comenzó Longobardi y luego pasó el audio con las declaraciones del gobernador en la fábrica de Volkswagen diciendo que, a causa del coronavirus "la normalidad no existe más, es un sueño, una fantasía, un suicidio colectivo".

"¿Ah sí, no me digas? Me parece que el gobernador más que manifestar un pronóstico

. Da la impresión que el gobernador y su gente entienden la cuarentena como una medida de carácter político y no sanitario", caracterizó.

La ofensiva kirchnerista y su voracidad por las empresas

El conductor también comentó las declaraciones del diputado Máximo Kirchner quien había dicho que "si la Ciudad hace las cosas mal hay que decirlo" y que se suman a la "ofensiva kirchnerista" de los últimos días.

"Esta convulsión política entre la ciudad y la provincia que comenzó hace unos cuantos días como un ataque masivo del gobernador, algunos intendentes, ministros como Berni y Gollán, planteando que el virus en la provincia es culpa de la Ciudad de Buenos Aires, es un extravío disparatado que conecta con esto que presenta el gobernador anunciando que nuestra vida ya no es la misma y que ahora dependerá de él", desarrolló.

"Esta ofensiva kirchnerista sobre el país, sobre la justicia, sobre la ciudad de Buenos Aires, incluyó un capítulo que iba sobre las empresas, bajo el argumento de la diputada Fernanda Vallejos que si las empresas privadas reciben ayuda del Estado debían devolver esa plata en acciones ", recapituló, y afirmó: "El kirchnerismo tiene cierta voracidad por las empresas. Siempre le gustaron las empresas al kirchnerismo, tienen esa devoción por meterse en las empresas. Es una gente que se equivocó de profesión, tendrían que haber sido empresarios", ironizó.

Longobardi recordó además que cuando le preguntaron su opinión sobre el proyecto de ayuda estatal a cambio de acciones al ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, "que no es del kirchnerismo sino muy cercano al presidente Fernández", el funcionario contestó que le parecía una idea "realmente interesante".

"Uno imagina que dentro de la coalición gobernante hay sectores más normales y sectores radicalizados. Ahora, cuando los normales avalan los postulados de los radicalizados tenemos un inconveniente", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.