Suscriptor digital

Marquesina de Mar del Plata: fin de un teléfono descompuesto

Las marquesinas, territorio de conflicto
Las marquesinas, territorio de conflicto Fuente: Archivo
Alejandro Cruz
(0)
15 de marzo de 2019  • 12:39

Después de varios vientos cruzados entre el intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, por un lado; y productores teatrales, legisladores de la oposición y del mismo partido gobernante, y hasta a la gobernadora María Eugenia Vidal, por el otro; el Consejo Deliberante de dicha ciudad decidió ayer, jueves, dejar de lado al intento de cobrar tasa de publicidad y propaganda a los teatros de la ciudad.

Cuando en enero la Secretaría de Economía y Hacienda de la municipalidad, que preside Hernán Mourelle, notificó a los empresarios que por el uso de las marquesinas debían pagar un impuesto, como ya lo había intentado la temporada anterior, varias fueron las voces de descontento. El productor Lino Patalano afirmó: "Esto es atentar contra Mar del Plata. Estoy desconcertado". A las semanas, la gobernadora le envió una carta al intendente. Terminaba así: "Teniendo en cuenta el esfuerzo que venimos haciendo, le solicito se abstenga de implementar medidas que atenten contra el normal desarrollo de la actividad teatral y arbitre los medios para mantener la situación tributaria que el sector teatral ha tenido históricamente". A mediados del mes pasado, el productor Carlos Rottemberg hizo pública su opinión en otra carta: "Esta ciudad será la única que cobre por ?vestir? los hierros que esperan a los actores. Cuando ellos no vienen, los teatros son locales vacíos con estantes sin mercadería. Por eso se cuida tanto esta materia prima humana y se busca conquistarlos en todas las ciudades del mundo".

Esa carta generó una extensa reunión entre el empresario teatral y el intendente. El encargado del Ejecutivo habría entendido recién en ese marco los alcances de la medida. Se refirió a todo el caso como "un teléfono descompuesto".

Ayer, según informa el diario La Capital, el decreto mediante el cual se devolvió las exenciones de tasas que gozaban los cines y teatro fue ratificado por todos los bloques sin discusión alguna. El Consejo lo preside Guillermo Sáenz Saralegui, que pertenece a Cambiemos. O sea, la misma fuerza política a la que pertenece tanto el intendente, el que intentó la medida, como la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, una de las tantas voces que se opusieron. De haberse aplicado, hasta las mismas salas provinciales deberían haber pagado un impuesto por poner a los elencos que programan.

"Mar del Plata continuará, como todas las ciudades del mundo, no cobrando tasa alguna a las compañías teatrales por ilustrar los frentes de los teatros con su arte gráfico e imágenes de actores, autores, directores y títulos de los espectáculos que presenten", escribió Carlos Rottemberg hoy en su cuenta de twitter de Multiteatro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?