Mayoral, un milonguero de ley