La banda tocó entero su clásico Rust in Peace. Megadeth en Buenos Aires: sinfonía de un sentimento