Allegro

Hoy son esporádicas las actuaciones de grandes artistas en el interior
(0)
30 de agosto de 2001  

  • Hasta no hace demasiados años, la actividad musical en el interior del país era mucho más intensa que la de la actualidad. Si bien la crisis económica aparece como la principal responsable de la retracción o de la desaparición lisa y llana de célebres circuitos de conciertos a lo largo y ancho del país, también es real que tienen incidencia en esta merma los profundos cambios culturales que se han dado en nuestra sociedad y que no únicamente responden a cuestiones económicas. Por eso, hoy son muy esporádicas y, por lo tanto, demasiado especiales las presentaciones de algún gran artista nacional o internacional en algún punto del interior. Además, esta realidad implica la pérdida de las posibilidades de desarrollo profesional y de manutención para los músicos nacionales y, para los melómanos del interior, del placer de poder disfrutarlos. En otro orden, esta situación de merma también evita que se produzcan historias curiosas como la que les tocó vivir, por ejemplo, a Tomás Tichauer y Alberto Portugheis, en un recital que estaban ofreciendo en Río Cuarto, en 1978.
  • Después de Bruno Gelber, Manuel Rego y la Camerata Bariloche, que ya habían pasado por la ciudad cordobesa, era ahora el turno para que Tichauer demostrara su inmenso talento de violista sensible en el Teatro Municipal. Cuando estaban interpretando la Sonata para viola y piano, Op. 11, N° 5, de Paul Hindemith, de repente, como siempre pasan estas cosas, se cortó la luz. Tichauer y Portugheis siguieron un par de segundos hasta que, finalmente, se detuvieron. Ni corcheas, ni siluetas, el silencio y la negrura reinaban majestuosos. Luego de algunos instantes, alguien propuso utilizar un "sol de noche". Los músicos, sin posturas de divos heridos, aceptaron la idea de inmediato. Pero el inolvidable Tommy, cuando anunció que el concierto seguiría, acotó: "Contrariamente a lo que sucede habitualmente, ustedes escucharán música del siglo XX con iluminación del siglo XIX".

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?