Apostillas

Recorrido por las peñas y por el festival de Unquillo
(0)
28 de enero de 2002  

  • Público. El promedio general de asistencia a las diez lunas no superó el cincuenta por ciento de la capacidad de la plaza. Las peñas también mostraron altibajos. Muchas desaparecieron frente a una regulación más estricta por parte de la Comisión y en muchas se notó la crisis, con ambientes desolados que no superaban las 20 personas. Entre las cacharpayas más convocantes se encontraron la de Los Carabajal, Chébere y los Guaraníes y, por calidad y cantidad de público, se destacó otra vez la Peña de Los Copla. La gente se vio atraída por otra cantera de músicos con propuestas folklóricas que no se vieron reflejadas en el escenario mayor.
  • * * *

  • Chango cordobés. El recital del Chango Farías Gómez -el músico se vino a radicar a Córdoba para impulsar una escuela de música, luego de años de vivir en Buenos Aires- fue uno de los más esperados. Unas mil personas, deseosas otra vez de escuchar su música de fusión popular, se juntaron en esa suerte de festival paralelo en que se convirtió con el tiempo la peña del Dúo Coplanacu. El músico entregó su particular versión de clásicos del cancionero popular argentino como "Canto a la Telesita"y "Zamba del carnaval", y también otras del repertorio que hizo en su disco con el grupo La Manija, "Rompiendo la red", y dio una clase magistral de ritmos populares. Casualmente el Chango Farías Gómez fue otro de los grandes ausentes en el escenario mayor.
  • * * *

  • Inéditos de Unquillo. Mientras en el escenario de Cosquín la programación artística mostraba grandes baches, a pocos kilómetros se desarrolló el Primer Encuentro de Música Popular y la Canción Inédita en Unquillo, que permitió encontrarse con las mejores expresiones de la actualidad con una considerable cantidad de público que ocupó el predio de la casona cultural de la municipalidad. En la primera jornada se destacaron el tucumano Lucho Hoyos, la riojana Brujita Salguero, el guitarrista Horacio Burgos y el soberbio Coqui Ortiz. Hubo público que, estando en Cosquín, decidió alternar entre las dos ciudades y acercarse a participar de un encuentro que mostró a músicos de calidad que no tienen cabida en la plaza Próspero Molina. Es el caso de Patricio Jiménez, integrante del Dúo Salteño, que compartió canciones con el cordobés Mario Díaz, en versiones de "Zamba del carnaval", que dejaron al público con ganas de más. ¿Habrá regreso del Dúo Salteño?
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?